El sarcoma no es muy conocido y muchas personas nunca han oído hablar de éste, hasta que ellos o algún ser querido es diagnosticado con la enfermedad.

Cuando la palabra sarcoma es parte del nombre de una enfermedad, significa que hay un tumor maligno. Un sarcoma es un tipo de cáncer que se origina en tejidos como los huesos o los músculos. 

Julio es el mes de concientización sobre el sarcoma. 

Dado que estas formas de cáncer son tan poco frecuentes, la mayoría de las personas no saben mucho sobre ellas, así que desde la Fundación Tumores Óseos queremos contarte de qué se trata:

➡ Hay dos tipos principales de sarcoma: óseo y de tejido blando. Es decir que empieza en ciertas partes del cuerpo como los huesos o músculos. 

➡ El de tejido blando es el más común, y puede surgir en el músculo, cartílago, grasa, tendones y nervios.

➡ La mayoría de las personas notan la aparición de una masa que ha crecido con el paso del tiempo (semanas o meses).

➡ Puede que esta protuberancia duela o no cause dolor.

➡ Es poco frecuente en adultos pero prevalece en niños, adolescentes y jóvenes adultos.

➡ La ubicación más frecuente son los brazos, piernas y tronco. 

➡ Son comúnmente ocultos en lo profundo del cuerpo, por lo tanto, a menudo se diagnostica cuando es demasiado grande. 

➡ Las opciones de tratamiento para los sarcomas incluyen cirugía, radioterapia y quimioterapia.

➡La cirugía es el tratamiento más común para los sarcomas.

✅ Los pacientes con diagnóstico de sarcoma deben buscar atención en un centro que ofrece atención multidisciplinaria. Las investigaciones indican que los pacientes tienen mejores resultados cuando son tratados en un centro especializado.

Los luchadores contra el cáncer necesitan el apoyo de organizaciones y eventos para manejar las dificultades de este tipo de diagnóstico. Por eso desde la fundación apoyamos el #MesdeConcientizacionsobreelSarcoma.

 

¡Ayudanos a difundir para tomar conciencia!